La epidemia causa turbulencia en la economía

El pasado lunes fue un día de turbulencia casi caótica en los mercados financieros, tal cual no se había visto desde la crisis financiera del 2008. Se produjeron movimientos bruscos y alarmantes en diversos mercados, y de manera generalizada a través del mundo. La causa inmediata de la conmoción fue el anuncio de una guerra de precios entre los productores de petróleo, pero detrás había algo más preocupante: la ansiedad por el avance del coronavirus.

Lo ocurrido el lunes fue verdaderamente dramático. En varios países hubo que suspender las transacciones de la bolsa de manera temporera para evitar que colapsaran los índices bursátiles. El precio del petróleo se desplomó de manera sorpresiva, con caídas de más de $20 por barril con respecto a los precios de hace apenas unas semanas. En Estados Unidos, la llamada curva de rendimientos, que es como una lista ordenada de los rendimientos de certificados, notas y bonos del Tesoro, quedó completamente por debajo de uno por ciento por primera vez en la historia.

Las señales de ansiedad en los mercados financieros ya eran claramente visibles una semana antes, cuando los índices bursátiles en Estados Unidos comenzaron a reaccionar al avance de la epidemia a través del mundo. De hecho, la Reserva Federal redujo su meta para las tasas de interés por 50 puntos básicos como medicina preventiva para la epidemia económica que se teme pueda ocurrir por causa de la epidemia viral.

 

Para leer la columna presione aquí. 

Juan Lara
Tribuna Invitada  – El Nuevo Día
martes, 10 de marzo de 2020
(Foto: eldmundo.cr)