Que no nos defina la crisis

El título de esta columna viene de una expresión atinada de Natalie Jaresko, quien dijo, en la presentación del plan fiscal revisado para los próximos cinco años, que la inacción equivale a dejar que sea esta crisis la que nos defina hacia el futuro.

Se puede discrepar del plan propuesto por la Junta de Supervisión Fiscal, en su totalidad o en algunos de sus detalles, pero lo que no admite discusión es que Puerto Rico tiene que tener un plan de ruta, y no simplemente dejarse llevar por una progresión espontánea de la pandemia y de sus efectos en la economía.

El nuevo plan fiscal de la Junta se diferencia bastante de las versiones anteriores, como era de esperarse después de dos meses con una economía casi paralizada. Se propone aplazar por un año los recortes presupuestarios que antes se habían ordenado, incluyendo los recortes a la Universidad de Puerto Rico. Se proyecta una contracción de la economía en los próximos cinco años, en lugar del crecimiento que se contemplaba en el plan fiscal previo a la pandemia.

En este nuevo entorno económico y fiscal, se prevé que el dinero disponible para el servicio de la deuda desde hoy hasta el año fiscal 2032 será mucho menos de lo que antes se había pensado, lo que obviamente significa que habrá que modificar sustancialmente el plan de ajuste de la deuda del gobierno central que ya se había negociado y presentado a la jueza Laura Taylor Swain.

Para leer la columna presione aquí.

Juan Lara 
Tribuna Invitada 
El Nuevo Día 
jueves, 28 de mayo de 2020
(Foto: thinkingheads.com)