Trump, Biden y la economía de Puerto Rico

El resultado de la contienda por la presidencia de Estados Unidos entre el incumbente Donald Trump y el demócrata Joe Biden puede tener una influencia decisiva en la economía de Puerto Rico en los próximos años.

Trump ha demostrado, más allá de toda duda, que no tiene ninguna sensibilidad ante la grave situación por la que atravesamos en la isla, a pesar de que se trata de presentar como un gran amigo de los puertorriqueños. Biden, por el contrario, propone un programa que incluye medidas específicas para combatir la crisis de múltiples facetas que mantiene postrada a nuestra economía.

La actuación más reciente de Trump, el nombramiento de un cabildero de bonistas a la Junta de Supervisión Fiscal, dice mucho sobre lo que se puede esperar de cuatro años más de esa lamentable presidencia. Si sigue por ese rumbo, el actual presidente puede terminar por convertir a la controvertida Junta, que muchos llaman de control y no de supervisión, en una simple junta de bonistas.

En una entrevista con El Nuevo Día, Biden prometió revisar el enfoque de la ley Promesa y el mandato de la Junta, teniendo en cuenta la dramática transformación del panorama económico local después de los huracanes, los terremotos y la pandemia. Esa revisión es obligatoria y deberá ser prioridad del próximo gobierno elegido por los puertorriqueños. Para ese fin, sería de gran valor tener en la Casa Blanca a una persona dispuesta a poner estos temas sobre la mesa.

Para leer la columna presione aquí.

Juan Lara 
Tribuna Invitada 
El Nuevo Día 
miércoles, 14 de octubre de 2020
(Foto:Tampa Bay Times)