Toma forma la nueva Junta de Supervisión Fiscal

La nueva Junta de Supervisión Fiscal va tomando forma con los tres nombramientos que acaba de realizar el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump. Uno de los tres nombrados es Andrew Biggs, quien ya lleva más de cuatro años en la Junta, pero los otros dos son caras nuevas, y podrían significar cambios en la dinámica de la política fiscal en Puerto Rico en los próximos cuatro años.

A primera vista, y con la limitada información disponible por el momento, las dos nuevas figuras que entrarían a la Junta parecen ser de trasfondos y caracteres diferentes. Una de ellas, Betty A. Rosa, es una puertorriqueña con una distinguida carrera en la educación y la administración de instituciones educativas en el estado de Nueva York. El otro, John E. Nixon, tiene experiencia en el manejo de presupuestos gubernamentales y sus credenciales incluyen el haber contribuido a estabilizar las finanzas estatales de Michigan.

La doctora Rosa preside una universidad de gran tamaño y complejidad en el estado de Nueva York. Nixon ha estado en la junta directiva de la Universidad del estado de Utah y en ese espacio se ha enfocado en optimizar los recursos financieros de la institución. Es de esperar que ambos tengan mucho que opinar sobre el futuro de la Universidad de Puerto Rico bajo la Ley Promesa.

Las dos nuevas figuras se suman al nombramiento de Justin Peterson, quien ya ha hecho sentir su presencia con una crítica fuerte a la ejecutoria de la Junta original. No sabemos aún si los nombramientos de Rosa y Nixon fortalecen o debilitan la postura de Peterson a favor de un mejor trato a los bonistas y una revisión de los acuerdos con los pensionados.

Para leer columna presione aquí.

Juan Lara 
Tribuna Invitada 
El Nuevo Día 
jueves, 10 de diciembre de 2020
(Foto:notiuno.com)