¿Confianza en el plan de ajuste de deuda?

Los bonos de Puerto Rico han vuelto a ser noticia. En una edición reciente de El Nuevo Día se informó que el valor de estos instrumentos ha alcanzado en estos días su nivel más alto desde que se aprobó la Ley Promesa, cinco años atrás. El mercado de bonos, por lo visto, se vuelve a interesar en la deuda pública del país.

Al alza los bonos de Puerto Rico en Wall Street

No puede ser casualidad que esto ocurra a la vez que va avanzando el plan de ajuste de la deuda del gobierno central en el tribunal presidido por la jueza Laura Taylor Swain. Parecería, de hecho, que el alza en el índice de los bonos de Puerto Rico es un voto de confianza al plan de ajuste.

Bajo el plan, los bonistas del gobierno central recuperarán una porción sustancial de su inversión original, además de recibir un pronto pago en efectivo y la posibilidad de una tajada de los recaudos futuros del IVU. Más aún, los bonistas recibirán un bono nuevo, con un rendimiento relativamente alto y garantías de repago, a cambio de los bonos que tienen en la actualidad.

En otras palabras, el acreedor cambiará bonos chatarra por instrumentos más seguros y de buen rendimiento. Dado eso, no es sorprendente que el valor de esos bonos chatarra se eleve ante la expectativa de que se apruebe el plan de ajuste.

Cabe preguntar si el mercado está tomando debidamente en consideración el riesgo de que la legislatura de Puerto Rico no avale la emisión de los bonos nuevos, algo que se ha planteado en el contexto del desacuerdo entre el gobierno y la Junta de Supervisión Fiscal sobre el tema del recorte a las pensiones. La Junta ha dicho que la jueza Taylor Swain puede darles paso a los nuevos bonos aun sin el endoso de los legisladores electos por el pueblo, pero es casi seguro que eso le restaría mucho de su atractivo a esos instrumentos a los ojos de los inversionistas.

Para leer el resto de la columna presione aquí.

TRIBUNA INVITADA
El Nuevo Día
Por: Juan Lara
Domingo, 22 de agosto de 2021
(Foto por: El Nuevo Día)