Más allá del Plan de Ajuste de la Deuda

El gobierno y la legislatura parecen estar fraguando un acuerdo con la Junta de Supervisión Fiscal para darle paso al Plan de Ajuste de la Deuda (PAD) que está ante la consideración de la jueza Laura Taylor Swain. Aunque todavía hay cierto forcejeo entre legisladores de diferentes afiliaciones partidistas, todo parece indicar que se pasará legislación que viabilice la emisión de los bonos nuevos que se intercambiarán por los bonos chatarra de la deuda existente. Ese es un paso crítico para la ejecución del PAD.

La Junta parece haber asumido una actitud pragmática en sus negociaciones con el ejecutivo y la legislatura, y parece dispuesta a dejar fuera del PAD la propuesta de recortes a los pensionados del gobierno central, así como a suavizar notablemente la austeridad impuesta a la Universidad de Puerto Rico y los municipios. Por otro lado, el organismo insiste en sus propuestas para modificar los planes de pensiones, especialmente eliminando ajustes por inflación en el futuro y promoviendo el tránsito a un sistema de aportación definida para los maestros y los jueces.

Supongamos que finalmente logran un acuerdo sobre estos temas, se hacen los debidos ajustes al PAD y al plan fiscal vigente, y llegan al tribunal con un frente unido de apoyo al PAD. ¿Será que ha llegado el momento de celebrar el fin de la quiebra y prepararnos para días mejores?

No hay duda de que cerrar el capítulo de la quiebra sería un paso importante de avance para el país, sobre todo si conlleva un recorte sustancial en los pagos futuros a los acreedores y ayuda a despejar el camino para el acceso a los mercados financieros. Pero más allá del PAD hay muchos riesgos que no desaparecerán con la firma de un acuerdo de renegociación.

Para leer el resto de la columna presione aquí.

TRIBUNA INVITADA
El Nuevo Día
Por: Juan Lara
Miércoles, 20 de octubre de 2021
(Foto por: Vanessa Serra Díaz)