Posible impulso federal a la manufactura de Puerto Rico

Se han sometido dos proyectos en el Congreso para promover la actividad económica en los territorios de los Estados Unidos. Uno es el HR 6443 de la autoría de Jenniffer González, comisionada residente de Puerto Rico, un buen punto de partida para construir algo mejor. El otro es el HR 6648, de la autoría de Stacy Plaskett, delegada al Congreso por Islas Vírgenes. La medida es un espejismo del pasado.

El proyecto HR 6443 propone créditos basados en actividad económica generada por inversiones en zonas deprimidas de Estados Unidos y sus territorios. El HR 6648 propone eximir las ganancias de las empresas establecidas en los territorios de los Estados Unidos del impuesto GILTI, un tributo federal que aplica a todas las empresas establecidas fuera de los Estados Unidos y que por lo tanto no aportan a base de la planilla de impuestos corporativos del Negociado de Rentas Internas.

Ambas medidas aprovechan la preocupación surgida de la pandemia de que mucha de la producción farmacéutica y de suplidos médicos que se consume en los Estados Unidos proviene del exterior. En ese sentido, se posiciona la legislación principalmente como de seguridad nacional y de forma secundaria de desarrollo económico. Este enfoque le da mayores probabilidades en el Congreso.

Quizás el elemento más positivo del HR 6443 es que los créditos reducen costos y no impuestos sobre ingresos. La producción que se desea traer de China e India a los Estados Unidos no incluye mercancías de marca, protegida por patentes y con altas ganancias, sino que son productos genéricos e ingredientes activos, cuyos márgenes de ganancia son bajos y para los cuales las exenciones contributivas son poco importantes.

Para leer la columna presione aquí.

TRIBUNA INVITADA
El Nuevo Día
Por: Vicente Feliciano 
miércoles, 10 de junio de 2020