Abrir la economía paso a paso

Cuando se trata de la pandemia del COVID-19, en Puerto Rico existe consenso, aunque no unanimidad. El consenso actual es de ir abriendo la economía por sectores, dándole prioridad a sectores en los cuales la probabilidad de contagio es baja. 

Por ejemplo, la reparación de carreteras representa una probabilidad de contagio mucho menor que la venta de alimentos en el supermercado. Sectores de manufactura como son las farmacéuticas están operando desde el día uno y otros sectores como la aeronáutica podrían regresar a operar.

No es correcto hablar de reabrir la economía, pues nunca ha estado completamente cerrada. Es una falsa dicotomía hablar de cerrada y abierta. Un mejor símil sería una puerta entreabierta, que vamos abriendo más, poco a poco. 

Al mismo tiempo, el consenso es que se necesitan muchas más pruebas. Proporcionalmente, en Puerto Rico se han hecho cerca de la tercera parte de las pruebas que se han realizado en los Estados Unidos. Mientras, la comunidad científica entiende que se han realizado muy pocas pruebas en los Estados Unidos.

Las pruebas deben estar atadas al rastreo de contacto. La evidencia circunstancial es que por demasiado tiempo no se hizo casi rastreo de contactos. Si se hubiera hecho, entonces probablemente se habría descubierto el error del doble conteo en los casos positivos cuando se comenzara a llamar dos y tres veces a la misma persona.

Para leer la columna presione aquí.

TRIBUNA INVITADA
El Nuevo Día
Por: Vicente Feliciano 
lunes, 27 de abril de 2020
(Foto: ipe.org.pe)