Los costos escondidos del impuesto al inventario

En términos generales, los impuestos tienen un efecto negativo en la economía. Sin embargo, algunos son peores que otros. El impuesto a los inventarios es de los peores. La razón es que lo pagamos de varias formas.

En primera instancia, el impuesto al inventario lo pagan los consumidores y las empresas mediante precios más altos. La teoría económica indica que cuando se aumentan los costos de las empresas, estas pasan el costo a sus clientes.

En el caso de venta al detal, no sabemos exactamente cuánto del impuesto se les transfiere a los clientes. Sin embargo, a la luz de la situación del comercio al detal, es razonable presumir que la inmensa mayoría del impuesto se le está pasando a los clientes. El comercio al detal en Puerto Rico se está contrayendo, tanto en términos de tiendas como de empleo.

El número de tiendas ha disminuido de casi 10,000 en el 2010 a cerca de 8,600 en el 2020. Grandes cadenas como K-Mart, Sears, JC Penney, Bed, Bath & Beyond, Ann Taylor, Best Buy, Forever 21, Bose, Nordstrom y Saks Fifth Avenue han cerrado tiendas en Puerto Rico.

Para leer la columna presione aquí.

TRIBUNA INVITADA
El Nuevo Día
Por: Vicente Feliciano 
miércoles, 14 de abril de 2021