Por qué es difícil lograr un acuerdo sobre las tarifas de los camioneros

Un acuerdo con los camioneros va a ser difícil. Si se tratara de un asunto de tarifa, donde un lado quisiera 50 y otro 70, llegábamos a un punto intermedio y ya. Esa no es la situación. El punto central de la controversia no es la tarifa sino a quién le aplica. Es probable que se dilucide en los tribunales.

La industria de acarreo de carga terrestre se divide en dos segmentos. Por un lado, están a los que le aplican las tarifas del reglamento. Es lo que se conoce como el “spot market”. Alguien tiene una mudanza y contrata un camión para que le transporte sus pertenencias. Esta es la tarifa que no ha cambiado en 15 años.

El otro segmento es el de los contratos privados. Una planta de manufactura de tostones contrata por un año con cuentapropistas y empresas para que le transporten plátanos desde varias fincas hasta la fábrica y desde la fábrica hasta el supermercado. Estos contratos privados no han estado reglamentados. Las tarifas de estos contratos se reajustan todo el tiempo, cada vez que se firma un nuevo contrato.

La controversia principal, y la razón para que algunos camioneros estén en paro, es si a este segundo grupo le debe aplicar la tarifa reglamentada. El sector privado y la Junta de Supervisión Fiscal tienen la posición de que a este grupo de contratos privados no le aplica la tarifa reglamentada. Los camioneros y el Negociado de Transportación quieren sustituir la libre negociación por una imposición gubernamental.

Para leer el resto de la columna presione aquí.

TRIBUNA INVITADA
El Nuevo Día
Por: Vicente Feliciano 
jueves, 22 de julio de 2021
(Foto:www.airpharmlogistics.com)